¿Cuántos quedan??

Los resultados que surgen del Atlas del Koala elaborado por la FAK muestran un panorama siniestro respecto de la condición en la que se encuentra la población de los koalas en todas las regiones estudiadas hasta ahora. Se comprobó que los hábitats disponibles se encuentran fragmentados y degradados, y que muchas áreas con hábitats adecuados no tienen koalas.

La FAK estima que la población nacional de koalas en estado salvaje ha caído por debajo de 100.000, apenas un lamento de los millones que fueron asesinados en los años '20 para sacarle sus pieles. Con el actual ritmo de destrucción de su hábitat, y con 4.000 koalas muertos cada año por perros y autos, es obvio que el tiempo se está terminando. Se necesitan acciones urgentes para detener esta alarmante disminución del número de koalas.

Actualmente se encuentran koalas en Queensland (Qld), Nueva Gales del Sur (New South Wales (NSW)), Victoria (Vic) y Australia del Sur (South Australia (SA)). (Ver mapa). Su alcance se extiende desde la Meseta Atherton al este de Cairns en Queensland hasta las islas costeras de Victoria y Australia del Sur, en el sur, y centro-este de Queensland, Nueva Gales del Sur y Victoria. No obstante, las poblaciones están muy fragmentadas y muchas colonias corren serio riesgo.

La distribución del koala depende directamente de la distribución del hábitat adecuado. Es difícil saber cómo era la distribución del koala antes de la llegada de los europeos. No obstante, se sabe que por aquéllos días los montes de eucaliptos cubrían gran parte de la costa este de Australia y que debieron proveerles de un amplio hábitat. Aunque el conocimiento actual sobre su comportamiento nos dice que no debieron estar distribuidos uniformemente en toda el área, sin duda la distribución potencial debió haber sido por lejos superior a la de hoy.

Desde entonces se han desmontado enormes áreas de tierra para establecer granjas, pueblos y ciudades, y otras han sido devastadas por sequías, enfermedades e incendios. Se estima que se han destruido cuatro quintos del hábitat original, y hoy en día los koalas están ubicados sobre el hábitat remanente en poblaciones aisladas.

En Australia del Sur, donde fueron cazados hasta la extinción, y en Victoria donde casi se llegó a la misma situación, las autoridades han reubicado animales desde las islas al territorio, para repoblar esas áreas. Su número ha crecido, pero la interferencia del hombre ha causado nuevos problemas tales como sobrepoblación de algunas regiones.

Más al norte, los koalas son más abundantes en la costa este de Nueva Gales del Sur y el sudeste de Queensland. Ambas áreas han expandido rápidamente sus centros urbanos, amenazando el hábitat ocupado por los koalas. Se está produciendo la extinción local, y a menos que se reconsidere YA la necesidad de protección de su hábitat, la extinción continuará en aumento.