¿Qué esta pasando con el hábitat del koala?

Desde el asentamiento europeo ha sido diezmado aproximadamente el 80% de los bosques australianos de eucaliptos. Del 20% restante, muy poco está protegido y en su mayoría pertenece a propiedades privadas.

Los colonos prefirieron las ricas y fértiles tierras de la costa este para instalar sus granjas y ciudades. Desgraciadamente, esta es la región donde también vive la mayoría de los koalas, dado que ellos gustan vivir en árboles arraigados sobre suelos fértiles.

Las principales causas de la pérdida de su hábitat incluyen:

DEFORESTACIÓN
Se lleva a cabo para favorecer la expansión de los asentamientos humanos, por ejemplo, para agricultura, vivienda, minería, forestación, comercio, fábricas y caminos. Si bien los humanos necesitan de estas comodidades, deberíamos tratar de ubicarlas en lugares donde no exista vida salvaje ya establecida, y pensar en otras soluciones para la vida moderna, tales como mejorar el transporte público. La deforestación de los eucaliptos significa que toda la vida salvaje, koalas incluidos, sufrirá de:

  • pérdida de su hábitat
  • incremento de las molestias causadas por los humanos
  • daño o muerte por el tránsito de vehículos
  • daño o muerte por perros y gatos
  • efectos de pesticidas volcados a los cursos de agua
  • incremento de la competencia por comida y territorio como producto de la superpoblación
  • incremento del stress en los animales, haciéndolos más susceptibles a las enfermedades.

INCENDIOS
Aunque se sabe que los aborígenes producían quemas controladas de pastizales y áreas forestadas, la incidencia de grandes incendios se incrementó dramáticamente con el asentamiento de los europeos. Las poblaciones de koalas en áreas fragmentadas corren serios riesgos de llegar a una extinción localizada a partir de un solo foco de incendio que destruya un hábitat completo.

DISMINUCIÓN DE LA SUPERFICIE CUBIERTA POR LOS BOSQUES
Los cambios en el balance del ecosistema conducen a una disminución natural de la superficie de los bosques. La deforestación parcial de vastos bosques ha dejado retazos de ellos separados por regiones sin árboles. Estos trozos aislados son propensos a disminuir su densidad en forma natural, debido a la muerte gradual de los árboles por factores tales como la degradación del suelo, disolución de los nutrientes del terreno, cambios en la composición de la vegetación, aumento del nivel de las napas subterráneas, salinización del terreno, erosión causada por el viento y la lluvia, exposición a las inclemencias del tiempo y defoliación excesiva (pérdida de las hojas).

La causa subyacente de todos estos factores se origina en la deforestación. El 75 por ciento de las principales especies que sirven de alimento a los koalas está declinando su número como resultado de ésto.

OTRAS AMENAZAS
Actualmente los depredadores naturales de los koalas no ejercen un impacto significativo sobre las poblaciones salvajes. Entre ellos se incluyen: dingos, lechuzas, águilas y pitones. Principalmente pueden apresar koalas jóvenes.

Los animales feroces son otra amenaza que han debido enfrentar los koalas con la llegada de los europeos. Los zorros son responsables por la muerte de muchos koalas jóvenes, que son apresados cuando sus madres descienden para cambiar de árbol. Los grandes felinos también son un serio problema. En épocas de sequía también se ha observado una declinación en el número de koalas.

¿COMO AFECTA A LOS KOALAS LA DESTRUCCIÓN DE SU HÁBITAT?

¡IMAGINA QUE TU ERES UN KOALA!

Antes de encontrar formas de resolver algunos de los problemas que tienen los koalas, debemos entender primero cómo se relacionan con el medio ambiente. Para apreciar mejor el efecto que les produce la pérdida de su hábitat, imagina que tu eres un koala, y piensa cómo te sentirías en su lugar.

Imagina alguien derribando tu casa, y la mayoría de las casas y caminos en tu vecindario. ¿Cómo te sentirías cuando al volver te encuentres con que tu casa ya no está, y que nada de lo que ves te resulta familiar? Te sentirías triste, irritado, angustiado, deprimido y confundido. Ahora imagina que no puedes encontrar ningún comercio para comprar alimentos. Comenzarías a tener hambre. Además no encuentras un lugar donde descansar y dormir. Seguramente en poco tiempo tu estado sería muy malo.

Loa koalas realmente experimentan este tipo de sentimientos cuando su hábitat es eliminado para hacer lugar a una nueva carretera, casa o granja. Si logran sobrevivir a la deforestación, de todos modos encontrar un nuevo hogar tiene sus problemas. Si el área está ya construida, los koalas enfrentan peligros tales como desorientación (se sienten perdidos), autos, perros y piscinas. A menos que tengan acceso a un asilo seguro, un hábitat suficientemente grande como para soportar una colonia de koalas, sus días en zonas suburbanas estarán contados. Los científicos han encontrado que los koalas que atraviesan por estos problemas son más propensos a las enfermedades, además de tener una baja tasa de reproducción.

¡ALREDEDOR DE 4000 KOALAS MUEREN CADA AÑO POR ATAQUES DE PERROS O ATROPELLADOS POR AUTOS!